18 de septiembre de 2009

Lagrímas y penas

La vista se me nublo, todo se veía borroso, sabía que era a causa de las lagrimas que querian salir.

Lo peor de todo había sido que no habia sentido nada, que seguramente en el momento en el que ella se marchaba yo estaría hciendo cualquier otra cosa, pensando que sera infeliz, pero ahora si que lo era.

Ell se había marchado, no era mi abuela pero lo habia querido como tal, que ahora no estubiera me causaba un dolor indiscreptible. La conocía desde pequeña y habia vivido momentos que se habian guardado en mi mente. Momentos inolvidables.

Iba a echar de menos sus saludos tan entusiastas y las arrugas que se le formaban a la cara cuando sonreía y sus miradas con cariño, su risa que resonaba como una cançion dulce y sensible.

Yo la respetaba y la quería, aunque lo seguindo no se lo demostre tant como yo hubiese querido. Y ahora me arrepiento. No me hacía a la idea en que no la iba a ver más, que la habia perdido y no solo yo. Y otra vez el dolor en el pecho, me dolió el pecho, hasta tal punto que me lo tube que agarrar con las dos manos, jadée en busca de aire, no podia ni respirar.

La queria y su marcha me dolía
Como si me hubieran clavado una estaca
en el corazón.
n n n Lo que más duele es que es real.

6 comentarios:

Eme dijo...

Animos cariño, todo estara mejor*

besosdulces y abrazos confitados*

Ronald.ChicoLunar dijo...

Wow...
Que sentimentalismo
muy bueno
saludos...

MoonLight dijo...

"Lo que más duele es que es real"...de acuerdo, eso es lo que más duele...
Ánimo =)

MoonLight

Muñequita de todos, princesita de nadie * dijo...

Siento que sea real...
Poco a poco se sale...

Beatriz dijo...

Tus frases finales son impactantes, ánimo saray ! (L)

Claire dijo...

Lo siento en el alma...:(

Pero tienes que seguir adelante, sin mirar atrás y marcando tus propios pasos. Sé que lo conseguirás :)

TKIERO SARAY