2 de septiembre de 2009

Mentiras

- ¿Quieres ser una princesa?
- Ah, ¿Es que todavia no lo soy?
- Quizás si. Quizás lo has sido todo el tiempo
- Quizás. Pero ha esta princesita le falta un principe al que amar ¿te ofreces?

Me hubiera gustado que fuera real, que yo fuera tu princesa y que quisieras amarme como mi principe azul, que no te convirtieras en rana como lo has echo a la hora de besarte, porque duele, de verdad duele tener que tragarme las ilusiones y que me rompas mis sueños inocentes de niña pequeña.

n n n solo sé que duele í

Princesa que ya no sabe lo que hacer y que ha perdido el rumbo... a naufragado en un mar de muerte y de locura, en lo más fondo de su alma guarda a oscuras si quiero de inocencia convertido en amargura

6 comentarios:

Beatriz dijo...

Yo tengo un cajón lleno de sueños rotos, y cuando lo abres salen saltando un montón de ranas, intentos fallidos de conseguir un príncipe azul.
Un besazo Saray!

"MI CASA ES UN HOSTAL"(Pibot) dijo...

Oh post de una xica enamorada de la ilusion y la magia en el amor! jej, cuidate mucho , te leo :)

Ronald.ChicoLunar dijo...

Mundo de magia
fantasia...
De barney
Y muchos colores...

jaja tu blog me transporta
chevere!!!

Bubela dijo...

Es realmente duro que hagan añicos las ilusiones de una. Pero no permanezcas en el suelo por eso: levántate, y sigue ilusionándote.

Porque la vida sin ilusiones... no sería vida.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

En los cuentos infantiles, las princesas besan sapos y ellos se transforman en príncipes. En la vida real, las princesas besan a los príncipes y ellos se transforman en sapos.

(No lodigo yo sino Coelho)

Saludos del otro lado del charco

VeCa

Alejandra dijo...

Lo q siento sqe .. es mejor dejar de soñar en cuentos de hadas :(


Saluudoos ♥