8 de julio de 2009

Nadie es quien parece ser

El fuego quemaba insistente dentro de mi, algo me decía que debía correr, huir de todo peligro. Pero hay estaba yo, parada mirando le a los ojos que me decían solo lo que ya sabia. Todo era real.

Año tras año, había tenido la obsesión de decirme a mi misma que nada era real y que todo era una pesadilla. Pero solo fue una mentira tras otra.

Delante de mi, esos ojos no eran de la persona a la que tanto le había entregado mi vida, eran de otra persona, pero que el parecido era impresionante. Incluso sus gestos, su forma de hablar, su sonrisa... su dulce sonrisa que me provocaba tanta agonía.

Mi subconsciente decía que me fuera una vez más, que debía de huir. ¿Pero para qué? Todo era real. el no era él, por lo que no corría peligro, aunque me alertaba de que podría hacérmelo.

Y el fuego me quemaba por dentro, pero no era de rabia, ni de miedo, no... era deseo. Deseaba con toda mi alma ir corriendo a probar sus dulces labios que me sonreían a la espera de que digiera algo, pero yo era incapaz de pronunciar palabra, no después de verle de mirarle. Había quedado presa de él.

Giré la cabeza de un lado a otro, intentando quitarme esa imagen de la cabeza, esa en la que yo corría en suma desesperación al encuentro de sus labios.

El chico que ahora estaba delante mio no era él. Y eso nadie lo cambiaría.

Tenía que alejarme lo antes posible de ese muchacho que sin darme cuenta se había acercado a mi, ahora estaba a penas a unos pasos.

Dí un paso hacia atrás indecisa, con miedo. ¿Que pasaba si el también me hacia daño?

¿Iba a enamorarme otra vez? No. Si me enamoraba de ese muchacho solo confirmaba una vez más algo que yo sabia a ciencia cierta...



Le seguía amando... con cada parte de mi triste corazón roto.



n n n

3 comentarios:

maalexandra dijo...

hay veces quequeremos que todo siga igual mas no siempre puede ser asi*

tus n me gustan ;)

besosdulces*

corinacantares dijo...

me lleno de pasion y tristeza lo q escrbiste...
tu deseo por ese nuevo ser, pero las ansias de huir de el... wow!!
besos :)

anabolizante dijo...

Bueno, muchas gracias, me siento más que alagada con tus palabras.
Te voy a dar un consejo, he leído en tu perfil que tienes miedo a amar.
Tienes miedo a eso que se debe temer.
El hecho de que nos vayan a herir es, prácticamente inevitable. No puedes vivir temiendo algo inminente, porque te cierras, y puedes acabar sola.
ábrete. Todo será mejor.